Dos películas con el tema de la educación como protagonista han destacado en el último año.

La cubana Conducta, del realizador Ernesto Daranas, invita a reflexionar sobre el soporte ético en el que la Revolución Cubana construyó su proyecto social y su deformación posterior. Esta película es un fiel reflejo de como el cine cubano ha detectado y diagnosticado los síntomas, las causas y consecuencias del deterioro de los principios revolucionarios en torno a la dignidad y a la justicia social y como se refleja en la educación.

Por otro lado, La profesora de Historia, de la directora Marie-Castille Mention-Schaar, es una película francesa sobre la educación en los institutos marginales de París. Basada en hechos reales se centra en el afán de superación de sus protagonistas con el trasfondo de “la adolescencia en un campo de concentración nazi” que les ayudará a tomar conciencia de sí mismos y del mundo que les rodea.

Compartir: