La niña paquistaní Malala Yousafzai, que sufrió un intento de asesinato por los talibán paquistaníes en 2011 por defender el derecho de las niñas a la educación, ha sido elegida este jueves como la ganadora del Premio Sájarov a la Libertad de Conciencia de la Eurocámara este año.

La nominación de Malala  fue promovida por los tres grupos mayoritarios en la Eurocámara: el grupo del Partido Popular Europeo, el grupo de los Socialistas y Demócratas y la Alianza de Liberales y Demócratas.

El presidente del Parlamento Europeo ha destacado su satisfacción por que se haya premiado a «una niña que ha demostrado tener más coraje que muchos adultos».

Horas después, la propia Malala ha agradecido el premio asegurando que representa una gran oportunidad para seguir «dando voz a los niños que no tienen voz».

Compartir: